ENTREVISTA A GLORIA MIRAVELLS

Madre de un niño y una niña. Educadora certificada en Disciplina Positiva para la familia. Maestra de Educación Infantil y Primaria, asistente Montessori de Casa de niños por la Asociación Montessori Internacional (AMI) y formadora de la Pedagogía Blanca

  • Cuál es tu historia con Montessori? ¿Cómo lo has conocido?

La primera vez que entré en contacto con la pedagogía Montessori fue en la carrera. En la clase de pedagogía nos pusieron un vídeo de una clase de niños de educación infantil en la que había un gran bullicio: niños jugando, hablando, de un lado a otro, cocinando, limpiando, cuidando las plantas…A mí me sorprendió, porque eso no lo había visto nunca en una clase de infantil: niños manejando cuchillos, cocinando a fuego ¡imagínate! pero lo mejor era ver sus caras de disfrute y concentración. Así que, empecé a investigar y llegué a descubrir a María Montessori, toda su vida, sus libros, su filosofía, una maravilla de mujer.

  • ¿Qué beneficios ha aportado Montessori en tu vida?

El aplicar todo el conocimiento Montessori con mis hijos ha hecho que ellos sean: más autónomos, se sientan capaces de hacer cosas, de no tener miedo a equivocarse y así aprender, a resolver los conflictos buscando soluciones, fomentando el respeto por uno mismo y por los demás. Y ha conseguido conmigo que acompañe a mis hijos durante su desarrollo, sintiéndome tranquila cuando hay una situación de rabieta o agitación. Porque entender lo que está ocurriendo en su mente y que su llanto, su comportamiento, es la manifestación de su frustración, es lo único que necesitan de mí para que los acompañe, los abrace y les guíe desde la calma.

  • ¿Cuáles crees que son las dificultades que la pedagogía Montessori nos ayuda a superar a cuidadores, profe y padres?

Las principales dificultades son: saber responder a las demandas de los niños, comprender que su comportamiento no es caprichoso sino que detrás hay un motivo para que actúe así, conocer este motivo te aporta la tranquilidad de saber que lo estás haciendo bien, que le estás ayudando a crecer emocionalmente e intelectualmente porque eres capaz de cubrir sus  necesidades. Y esto podemos solventarlo si el adulto: aprende a observar, sabe en qué periodo sensible se encuentra, qué es la mente absorbente, que papel juega el adulto en el desarrollo del niño, que actividad o materiales son los más adecuados según sus intereses y el momento del desarrollo en el que se encuentra. Y para que todas las piezas encajen también se debe de aprender a intervenir desde la calma para ayudar al niño y criarlo para la paz, para que adquiera las habilidades de vida que mejor le van a ayudar en el futuro.

  • ¿Cuáles crees que son las dificultades que la pedagogía Montessori ayuda a superar a los niños?

La particularidad que tiene la pedagogía Montessori son que: las actividades y los materiales se adaptan a los intereses y ritmos de cada niño suponiéndoles a ellos un reto afrontable y superable, motiva a actuar, a jugar, a aprender sin frustrarse, se consigue reforzar su autoestima ya que se ven capaces de hacer cosas, lo que repercute en un aumento de su autoestima y valía, no hay premios ni castigos, no se penaliza el error ya que éste es el motor del aprendizaje. Lo mires por donde lo mires, esta pedagogía saca lo mejor de cada niño, aumenta paulatinamente su concentración y capacidad de atención además de satisfacer su necesidad de aprendizaje.

Para leer la entrevista completa ir a https://www.maternidadycrianzavivencial.com/gloria-miravalls-montessori/

 

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Artigos relacionados

Comece a escribir o seu termo de procura arriba e presione enter para buscar. Presione ESC para cancelar.

Volver ao inicio